Primera Movilidad C1 Málaga. Green Friends

172

Esta mañana hay muchas familias del Colegio Manuel Siurot que sienten que les falta alguien, así de fuerte han sido los lazos que hemos creado.  Muchas lágrimas se vieron ayer en el aeropuerto de Málaga, lágrimas que demuestran que los proyectos europeos van mucho más lejos que alcanzar unos objetivos escritos en un papel.  Ha sido una semana muy intensa de emociones, en los que hemos hecho amigos para toda la vida.  Experiencias y vivencias, que ni los niños, ni las familias, ni los profesores olvidaremos.

Es el momento de hacer valoraciones y digerir una semana densa.  La primera movilidad de corta duración de intercambio de alumnos ha llegado a su fin.  Nuestros amigos socios de Eslovenia, Alemania e Italia, hoy estarán en sus casas entregando regalos, enseñando fotos y contando tantas y tantas cosas, que han vivido.

Gracias a todas las personas y entidades que habéis colaborado.  Gracias al ayuntamiento de Málaga, a doña Elisa Pérez de Siles, a don Luis Verde, a don Julio Andrade, a nuestro inspector de educación don Julio Montes, a nuestros alumnos Samuel y Candela y a Raquel, a AndaLimpia, a Raquel y a sus hijas Mónica e Irene, a María Ángeles y sus hijos Mariano e Ismael, a Abadá Capoeira Málaga, a autobuses Leiva que nos ha resuelto más de un problema, a Alejandra de catering el Cántaro, al Hotel Málaga Palacio, a Alhambra Educa, a la Hermandad de los Dolores del Puerto de la Torre, en definitiva, a todos los que habéis facilitado y ayudado de una u otra manera la realización del programa.

Gracias a todos los compañeros del Colegio Manuel Siurot, a los que muchas veces en labores discretas, han estado para todo lo que se ha necesitado, han preparado actividades deportivas, organizado sorpresas, talleres, desayunos, compras, labores pedagógicas, montaje de ceremonias de bienvenida y despedida, … y gracias al Equipo Directivo, que desde el principio ha apoyado el proyecto y relanzado la movilidad con la intención de que nada faltase, ni fallase.

Y gracias por fin, a las familias, porque habéis sido la pieza más importante de la primera movilidad.  Entrega absoluta, anfitriones sin igual, dispuestos a dar todo por conseguir que los niños se sientan como en sus auténticas familias.  Sin duda, nuevas familias españolas para siempre.

Erasmus+ nos ha permitido abrir nuestras mentes y enriquecer nuestras vidas.  Gracias Erasmus Plus.